• Supervisa la cadencia de pedaleo a que circulas con estos sensores inalámbricos de fácil instalación
  • Solo tienes que fijar los sensores y ponerte en marcha. Estos sensores carecen de imanes y piezas salientes, y son fáciles de instalar, cuidar y cambiar de una bici a otra
  • El sensor de cadencia se puede fijar a cualquier tamaño de biela y mide los golpes de pedal por minuto, para que saques el máximo partido a tu entrenamiento